JAQUE MATE A LA TRISTEZA

Cuando el sueño

se convierta en pesadilla,

y el amor en tu inquisición.

Cuando sientas

que sus besos son colillas,

que te queman el corazón.

 

Paloma, huye del nido,

y vuela a un lugar

donde te despierte el sol

y la lluvia de colores.

 

Quiérete tanto

como el te quiso un día,

y no dejes de soñar.

Que un día brindarás

con burbujas de sonrisas.

 

Cántale jaque mate a la tristeza,

y gana tu libertad.

Cántale jaque mate a la tristeza,

y tus alas volarán.

 

 

Que triste que la tristeza

haya entrado en tu cabeza,

y no luches por vivir.

No consientas que te pueda la agonía

de pensar que no te vas a levantar.

Y recuerda que,

la tristeza se ríe

cuando estas triste.

 

Paloma, huye del nido,

y vuela a un lugar

donde te despierte el sol,

y la lluvia de colores.

 

Bis

Cántale jaque mate a la tristeza,

y gana tu libertad.

Cántale jaque mate a la tristeza,

y tus alas volarán.

Y DESDE ALLI , YO VI…(Los tejados de Madrid)

El humo de las chimeneas,

el sol empieza a salir,

el olor a café en la escalera,

y yo enamorado de tí.

Me asomo a la ventana,.

Y veo a la gente pasar.

Atrás queda la madrugada,

otro día vuelve a comenzar.

Y desde allí, yo ví

los tejados de Madrid.

No muy lejos de aquí,

por primera vez te ví,

y al acercarme a tí,

algo debió pasar,

que desde entonces yo soy

ese loco colgado de tí.

Y todo ocurrió aquí,

en las entrañas de esta ciudad,

donde lo malo se olvida,

y lo bueno está por llegar

Y desde allí, yo ví

los tejados de Madrid.

Abro la puerta de casa,

y a la rutina vuelvo a saludar,

comienzo una nueva jornada,

sabe Dios que me deparará.

Los coches pasan deprisa,

las tiendas empiezan a abrir,

y cuando llego a la oficina,

sigo pensando en tí.

Y desde allí, yo ví

los tejados de Madrid.

Pero al final del día,

y no muy lejos de aquí,

como la primera vez,

yo te volveré a besar,

porque seguiré siendo aquel

loco colgado de tí.

Y todo seguirá ocurriendo aquí,

entre el ruido de esta ciudad,

que por el día te lleva en volandas,

y por la noche te invita a soñar.

Y desde allí, yo ví

los tejados de Madrid.

LLEGARÉ A TI

Llevo conmigo la idea

de amarte en la marea de la sinrazón,

donde las olas devanean

entre el amor y el desamor.

 

 

Déjame bucear en las profundidades de tu mar,

para navegar sobre tu mente,

y transcurrir en el instante.

Para amarte lo imposible,

acercándome a lo inaccesible.

 

 

Llegaré a ti

como la primavera,

rodeado de flores

y lluvia de fuego.

 

 

Quisiera ser tu Neptuno,

y desatar en ti, tormentas de pasión.

Seré en noches de luna llena,

tu lobo de mar.

 

 

Déjame bucear en las profundidades de tu mar,

para navegar sobre tu mente

y transcurrir en el instante.

Para amarte lo imposible,

acercándome a lo inaccesible.

 

 

Llegaré a ti,

como la primavera,

rodeado de flores,

y lluvia de fuego.

 

 

Respetaré al entrar tu silencio,

y con teclas de coral,

tocaré para ti una canción.

 

 

Quisiera ser tu Neptuno

y desatar en ti, tormentas de pasión.

Seré en noches de luna llena,

tu lobo de mar.

Déjame bucear en las profundidades de tu mar.

 

 

bis 3

Llegaré a ti,

como la primavera,

rodeado de flores,

y lluvia de fuego.

SOMOS GENTE

Por más que nos empeñemos

en decir que somos diferentes,

y aunque hablemos distintos idiomas,

seguiremos siendo gente.

Somos gente que dicen las cosas

tal como las sienten,

y a veces se arrepienten,

y a veces se arrepienten.

Se muerden la lengua,

y contienen la rabia

para no soltar la mierda.

Somos gente,

maravillosa gente.

Gente que rien, que lloran,

que luchan por la paz, que yerran,

y provocan guerras.

Somos gente,

contradictoria gente.

Los mismos que un día por tí matarían,

y por el poder te destrozarían.

Y ya no te digo si te llaman amigo.

Somos gente,

sencillamente gente.

Gente que aman, que odian,

y se van moviendo

según gira la noria.

Somos gente,

que sigue la corriente.

Gente que a veces se olvidan

que no hay muerte sin vida,

ni vida sin muerte.

Somos gente,

maravillosa gente.

Los mismos que un día,

así gritarían,

OTAN NO, BASES FUERA!

Y ahora en cambio,

financian las guerras.

Somos gente,

contradictoria gente.

Gente que aman, que odian,

y se van moviendo

según gira la noria.

Somos gente,

que sigue la corriente.

CONTIGO A MUERTE

Harto ya de la rutina de la ciudad,

donde se vive entre la envidia y la vanidad,

donde unos te quitan y otros te dan,

bien por delante o por detrás.

He decidido publicar

la siguiente oferta de convivencia:

 

Si dos más dos no son cuatro,

y el perro es igual que el gato.

Si la vejez es un patrimonio

y no un triste testimonio.

 

Contigo a muerte yo estaré.

Contigo a muerte caminaré.

 

Si tú prefieres besos y abrazos,

en vez de sogas y lazos.

Si la familia es una opción,

pero no una obligación.

 

Contigo a muerte yo estaré.

Contigo a muerte caminaré.

 

Si el asilo es el premio del hijo malnacido.

Si la maldad no se cura con golpes de pecho,

y entre tú y yo solo están tus pechos.

 

Contigo a muerte yo estaré.

Contigo a muerte caminaré.

 

Si tú estás entre el bien y el mal,

y aún conservas tu instinto animal.

Si tu paz es mi guerra,

y mi canción tu revolución.

 

Contigo a muerte yo estaré.

Contigo a muerte caminaré.

PUDIERA SER QUE PUDIERAS…

Pudiera ser que pudieras hablar

el mismo idioma que yo.

Pudiera ser que pudieras sentir

lo mismo que siento yo.

Que la vida me interesa,

que no quiero ser la presa

de tu inmunda ambición.

Pudiera ser que pudieras saber

Final que en el mundo hay mas gente que tú.

Pudiera ser que pudieras entender

que existe gente por encima de tí,

más humilde e inteligente,

que conviven libremente,

y que viven para vivir.

Tú raptarías la luna y el sol,

y les obligarías a hacer el amor,

para demostrar que eres capaz de hacer

lo que nunca nadie hizo jamás.

Pudiera ser que pudieras soñar

el mismo sueño que yo,

en el que todos somos iguales,

pero cada uno tiene lo que vale,

y el más pobre serías tú.

Pudiera ser que pudieras odiar,

lo mismo que odio yo.

Al infiel, y al usurero,

y al cabrón del terrorista

que invade la razón.

Tú serías feliz pudiendo iniciar

una tercera guerra mundial,

y así pasarías a la historia

como un canalla más.

ESTO NO ES EL EDÉN

Busco tu sonrisa

entre el ruido y la prisa,

y estoy escuchando

a un hombre gritar

“Que alguien me ayude,

que me estoy hundiendo

en el fango de esta ciudad”.

Un coche que pita,

va a toda prisa,

porque llega tarde

a un restaurante “bien”.

Una calle abajo,

veo a alguien tirado

extendiendo el brazo,

pidiendo comer.

Yo no pretendo amargarte el café,

pero por si acaso,

te recuerdo que esto no es el edén.

Lleno de indigentes,

ocupas, farsantes,

putas, carteristas, y algún polizón.

Acelero el paso,

y miro por si acaso,

y cruzo la plaza con miedo y precaución.

Después, en la Prensa,

alguien dice y piensa,

que aquí cada día se vive mejor.

Paso a otra página

que habla de un “camello”

al que asesinaron el día anterior.

Yo no pretendo amargarte el café,

pero por si acaso,

te recuerdo que esto no es el edén.